Un testimonio veraz

Un testimonio veraz
“Muhammad nunca se atribuyó a sí mismo ningún atributo divino ni poderes sobrenaturales. Todo lo contrario. Siempre fue diligente en aseverar que es un mero mensajero escogido por Dios para hacer llegar la revelación a la humanidad.”

Relacionado: