La verdadera cristiandad
“El cristianismo que Muhammad quiso devolver a sus orígenes puros tal y como la enseñó Jesús es contraria a las enseñanzas secretas que enseñó Pablo y los errores garrafales que introdujeron en ella las denominaciones cristianas. Las esperanzas de Muhammad eran que las bendiciones de la religión de Abraham no se limitaran a su pueblo sino que llegaran a todo el mundo. Su religión se convirtió en el vehículo de guía y civilidad de millones de personas. Si no fuese por esta religión, habrían permanecido inmersos en la brutalidad y la barbarie y no habrían llegado a la hermandad de la religión del Islam.”

Related Posts


Suscribir