El gozo espiritual
Lo que me importa ahora es lo que me aporta la religión de gracia, del mismo modo que me importa la gracia que me otorga la electricidad, los buenos alimentos y el agua potable. Éstos, nos ayudan a disfrutar de una vida sana; sin embargo, la religión me aporta mucho más que eso, me aporta el disfrute del alma, o -según William James- me aporta un gran impulso para disfrutar de la vida, una vida plena, feliz, alegre y satisfecha. Pues me aporta fe, esperanza y valentía; aleja de mi los miedos, la depresión y la ansiedad; crea metas y objetivos en mi vida y abre ante mí horizontes de felicidad; me ayuda a construir una oasis fértil en medio del desierto de nuestra vida.

Related Posts


Suscribir