La arrogancia y la distorsión de la historia
En la Edad Media, los cristianos empezaron a convencerse en sus escritos de las diferencias entre las razas humanas que menciona el libro de Génesis. Añadieron a ellas nuevas categorías raciales e hicieron creer a la gente que los hombres de la iglesia son descendientes de Sem, que los caballeros descienden de Jafet, y que los pobres son la descendencia de Cam, hijo de Noé, que la paz sea con él. Esto llegó al extremo de que en 1964, el senador de West Virginia, Burd Robet, usara la historia de Noé como pretexto para mantener la política de segregación racial en EE.UU.

Related Posts


Suscribir