De la misma fuente…

De la misma fuente…
El mensaje de Muhammad no incluía la anulación de lo que fue revelado antes de él, sino que lo confirmaba dejando de lado las manipulaciones y falsificaciones que habían sufrido los libros sagrados. Se le encomendó depurar las enseñanzas de los Mensajeros anteriores, que la paz sea con ellos, de cualquier contradicción, ampliarlas y acrecentarlas para adecuarlas a la humanidad entera y a cualquier tiempo y lugar.

Relacionado: