¿Dónde están vuestras mentes?
¿Por qué ponéis en duda la existencia de Dios? Sin Él, mi mujer me sería infiel y mi mayordomo me habría robado.

Related Posts


Suscribir