La dignificación de la mujer en igualdad con el hombre:

La dignificación de la mujer en igualdad con el hombre:

La dignificación de los humanos no se limitaba a un género y no al otro. El hecho es que la mujer es igual al hombre en toda dignificación y honor. Dios, alabado sea, dice: «Ellas tienen derechos equivalentes a sus obligaciones, conforme al uso.» [al-Baqara:228]

Y dijo, glorificado sea: «Pero los creyentes y las creyentes son respaldo los unos de los otros.»
[At-Tauba:71]

la mujer no difiere en absoluto a la hora de ser juzgada en la Otra Vida. Dios, exaltado sea, dice: «Su Señor escuchó su plegaria: «No dejaré que se pierda obra de ninguno de vosotros, lo mismo si es varón que si es hembra, procedéis los unos de los otros.» [Al Imran:195]

Y dice, alabado sea: «Quien obre el bien, sea varón o sea hembra, siendo creyente, entrará en el Jardín y no será tratado injustamente en lo más mínimo.» [An-Nisa’:124]

Igual por igual

Oxford-Uni.jpg

La Universidad de Oxford no estableció la igualdad entre alumnos y alumnas en materia de derechos (en los clubs y la unión de alumnos) excepto mediante una decisión emitida en 1964.

Ciertamente ciertamente, Dios dignificó a la mujer como ser humano al considerarla de plena responsabilidad y mérito al igual que el hombre. Es retribuida mediante la recompensa o el castigo, al igual que él, hasta el punto que el primer mandamiento divino fue dirigido tanto al hombre como a la mujer cuando dijo Dios al primer ser humano, Adán, y a su mujer: «Dijimos: « ¡Adán! ¡Habita con tu esposa en el Jardín y comed de él cuanto y donde queráis. Pero no os acerquéis a este árbol! Pues de hacerlo seréis de los inicuos.» [Al-Baqara:35]

La Verdadera inimitabilidad

02_008-روجيه جارودي.jpg

“Si comparamos las bases del Corán con las bases de las sociedades precedentes, constataremos que constituye un avance innegable, especialmente en comparación con Atenas o Roma donde la mujer era considerada inepta de forma constante.”

Roger Garaudy

Filósofo francés

De igual modo, Dios no culpó a la mujer de las consecuencias de la salida de Adán del paraíso y el sufrimiento de su descendencia después de él, tal y como dicen en algunas religiones. Más bien, Dios menciona que el principal responsable de ello fue Adán: «Habíamos concertado antes una alianza con Adán, pero olvidó y no vimos en él resolución.» [Taha:115]

«Y Adán desobedeció a su Señor y cometió un pecado. Luego, su Señor lo escogió, lo perdonó y lo guió.» [Taha:122]

Por lo tanto, mujeres y hombres gozan de plena igualdad en su cualidad de humanidad. Dijo, glorificado sea: «¡Hombres! Os hemos creado de un varón y de una hembra y hemos hecho de vosotros pueblos y tribus, para que os conozcáis unos a otros. El más noble de entre vosotros ante Dios es el que es más consciente de Él.» [Al-Huyurat:13]

La mujer en las leyes humanas

“Se convocó un concilio en Roma en el cual se estudiaron los estatutos de la mujer. Se llegó a la decisión de que la mujer no tiene alma y por ello no heredará la vida trascendental, y que es impura, que no debe comer carne, ni reírse, ni hablar. Que debe pasar su tiempo rezando, en la adoración y el servicio al hombre. Para cumplir todo esto, inventaron un candado que le cerraba la boca y que llevaba en casa y por las calles. Todo esto, sin contar los castigos físicos a los cuales se le sometía ya que era considerada una herramienta de tentación usada por el diablo.”

La mujer para ellos

“En las antiguas leyes de la religion hindú: las epidemias, la muerte, el infierno, el veneno, las serpientes y el fuego son mejores que la mujer. El derecho a vivir de ésta debe terminar con la muerte de su marido que es su señor y su propietario. Por eso, al ver el cuerpo de su esposo arder en la hoguera, ella debía tirarse al fuego también. De lo contrario, vivía en desgracia eterna.”

Así pues, tanto hombres como mujeres son copartícipes e iguales en lo siguiente:

La responsabilidad civil en los derechos particulares:

La personalidad moral de la mujer es respetada y valorada, habiéndola equiparado Dios, alabado sea, al hombre en sus capacidades y sus obligaciones. Estableció para ella su derecho para gestionar y cerrar todo tipo de contratos, como es el derecho a la compraventa, etc. Todos estos derechos civiles son inalienables e incondicionados sin que haya nada que obstaculice su derecho a gestionar sus bienes, excepto las mismas condiciones aplicables al hombre. Dijo Dios, alabado sea: « Los hombres tendrán parte según sus méritos y las mujeres también.» [An-Nisa’:32]

Y le proporcionó el derecho a heredar diciendo, alabado sea: «Sea para los hombres una parte de lo que los padres y parientes más cercanos dejen; y para las mujeres una parte de lo que los padres y parientes más cercanos dejen, sea poco o mucho, es una parte determinada.» [An-Nisa’:7]

E hizo que su estatus ante la Ley sea exactamente el mismo que el del hombre, tanto si hace bien como si hace mal. Dios, alabado sea, dice: «Al ladrón y a la ladrona, cortadles las manos como retribución de lo que han cometido, como castigo ejemplar de Dios. Dios es Poderoso, Sabio.»
[Al-Ma’ida:38]

De la retribución en la Otra Vida dice, alabado sea: «Al creyente, varón o hembra, que obre bien, haremos, ciertamente, que viva una vida buena y le retribuiremos con arreglo a sus mejores obras.»
[An-Nahl:97]

Y del respaldo y apoyo mutuos dice, alabado sea: « Los creyentes y las creyentes son respaldos los unos para los otros. Ordenan lo que está bien y prohíben lo que está mal. Establecen la oración, entregan el azaque y obedecen a Dios y a Su Enviado. De ésos se apiadará Dios. Pues Dios es Glorioso, Sabio.»
[At-Tauba:72]

Y, sin duda, nos ordenó tener un buen trato y compasión con las mujeres, declarando ilícito matar a las mujeres en las guerras, ordenando convivir y comer junto a las esposas mientras están en estado de menstruación, debido a que los judíos las evitaban, las trataban con desdén, se alejaban de ellas y no comían con ellas hasta acabar su menstruación. La mujer obtuvo la mejor dignificación del Mensajero de Allah quien dijo: «El mejor de entre vosotros es quien trate mejor a su esposa, y yo soy quien mejor trata a mi esposa.» (Relatado por Al-Tirmidhi quien afirmó que es un dicho auténtico del Profeta)

¿Qué injusticia es ésta?

02_009-أرسطو.jpg

“La mujer en comparación con el hombre es como el esclavo comparado al señor, como el trabajo manual comparado al trabajo mental, como el bárbaro comparado al griego. La mujer es un hombre imperfecto, se mantiene inmóvil en una categoría inferior de la escala de la evolución.”

Aristóteles

Filósofo griego

La mujer francesa

En 586 se convocó un congreso en una de las provincias de Francia en el cual se investigó el asunto de la mujer: ¿Acaso es un ser humano o no? Al finalizar el encuentro, los asistentes llegaron a la conclusión de que la mujer es un ser humano, aunque al servicio del hombre. En 1938, se emitió una ley que anulaba las leyes que prohibían a la mujer francesa llevar a cabo ciertas transacciones financieras; desde entonces, y por primera vez en la historia de la mujer francesa, ésta podía abrirse una cuenta corriente a su nombre.

La mujer desprovista de derechos

017_2.psd

“Apliqué mi corazón a conocer, examinar e inquirir la sabiduría y la razón, y a conocer la maldad de la insensatez y el desvarío del error. Y he hallado más amarga que la muerte a la mujer cuyo corazón es lazos y redes, y sus manos ligaduras.” [Eclesiastés 7:26-27]

Igual por igual

Germany-Flag_wrangel_i1.jpg

“Bajo el Islam la mujer recuperó su libertad y obtuvo un lugar prominente. El Islam considera que las mujeres son las hermanas de los hombres, sus iguales. Cada uno complementa al otro. Por ello, incitaba a la enseñanza de la mujer para que ésta lograse conocimiento y cultura, y le dio el derecho a la propiedad y la libertad de gestionar su hacienda. Asimismo, le dio el derecho de firmar los contratos como los de casamiento, y le dio en definitiva el derecho a pensar y expresarse.”

Mona Mccloskey

Diplomática alemana

Y cuando una mujer fue pegada en la época del Profeta, éste se enfadó y dijo: «¿Algunos de vosotros pegan a sus mujeres como esclavas para luego abrazarlas al acabar el día?» (Relatado por Al-Bujari)

Y cuando un grupo de mujeres vino al Profeta para quejarse de sus maridos dijo: «Muchas mujeres han acudido a la familia de Muhammad para quejarse de sus maridos. Ciertamente, esos no son los mejores de entre vosotros.» (Relatado por Abu Dawud)

La mujer incluso recibió lo que no recibió el hombre, ya que Dios, alabado sea, ordenó tratar a la madre con una bondad superior a la que recibe el padre. Un hombre vino al Profeta [P] y dijo: « ¡Oh Mensajero de Dios! ¿Quién merece más mi buena compañía?» y en otro relato: « ¿A quién debo tratar con bondad? Dijo: Tu madre. El hombre preguntó: ¿Quién después? Dijo: tu madre. Dijo: y entones, ¿Quién? Dijo: Tu madre. El hombre insistió: ¿Quién después? Dijo: Tu padre.» (Hadiz relatado por Al-Bujari y Muslim)

Una ley injusta

02_011-الملك هنري الثامن.jpg

“El rey Enrique VIII decretó una ley que prohibía leerles a las mujeres la Biblia. Asimismo, conforme a las leyes vigentes hasta 1850 aprox. en Inglaterra, las mujeres no se consideraban conciudadanas, ni tenían derechos personales, ni tenían derecho a poseer ni su propia ropa ni poseer el dinero que se ganaban con su propio sudor.”

El rey Enrique VIII

También, hizo que la educación de las hijas fuese merecedora de recompensas que no encontramos en la educación de los hijos. Dijo el Profeta [P]: «Quien haya sido puesto a prueba con una de estas niñas y la trate bien, serán una protección para él del castigo del fuego.»
(Relatado por Al-Bujari y Muslim)

Y dijo el Mensajero de Dios, que la paz y las bendiciones de Dios sean con él: « ¡Oh, Allah! Declaro la seriedad de los derechos de dos personas débiles: el huérfano y la mujer.» (Un hadiz categorizado como Hasan y relatado por Al-Nasai con una buena cadena de transmisión)

A Dios

02_012-ماركس بلانك.jpg

“Sin duda, la religión y las ciencias naturales luchan juntas en la misma batalla contra la duda, la ingratitud y la leyenda. El grito de guerra fue y siempre será: “a Dios”.”

Max Planck

Padre de la física cuántica

Related Posts


Suscribir