inicio /Testimonios /Washington Irving /Sé sencillo

Sé sencillo


“Incluso en el zenit de su Gloria, Muhammad guardó su simplicidad. Odiaba que la gente se levantase cuando entraba a una sala o que exagerasen en su recepción.”